Hiperhidrosis / hipersudoración axilar

Soluciones para el exceso de sudoración axilar

Hiperhidrosis / hipersudoración axilar

Soluciones para el exceso de sudoración axilar

axilaLa Hiperhidrosis/hipersudoración axilar es el exceso de sudoración en las axilas. Sus causas son desconocidas, aunque se considera que puede ser debida a un exceso de actividad del sistema nervioso simpático. La hiperhidrosis puede desencadenar a su vez ansiedad, debido a una inhibición afectiva y social a causa de las grandes manchas de sudor que genera, lo que puede ser percibido erróneamente como un signo de descuido o falta de aseo de la persona afectada.

Existen dos posibles tratamientos para este problema: el botox o el láser.

BOTOX COMO TRATAMIENTO PARA LA HIPERHIDROSIS / HIPERSUDORACIÓN AXILAR

El botox es una gran solución al problema de la Hiperhidrosis/hipersudoración axilar. Es el tratamiento más eficaz y simple, evitando la intervención quirúgica.

Consiste en la aplicación de microinyecciones de toxina botulínica o botox en el área de hipersudoración, consiguiendo una inactivación reversible y temporal de la acción de las glándulas sudoríparas solucionando el incómodo problema del exceso de sudor.

El efecto es perceptible al tercer o cuarto día y completo a los diez o doce días.

El mecanismo de acción de la toxina botulínica para esta indicación es idéntico al que se observa en los pacientes a quienes se inyecta el fármaco para disminuir las arrugas en la frente, en los cuales se constata una disminución de sudor en esa área. Es una denervación selectiva, mediante el empleo de un fármaco, es decir, se bloquea la liberación de acetilcolina, sustancia fundamental para el establecimiento de la conexión necesaria para la transmisión del impulso nervioso a la glándula sudorípara. Así se consigue que la acción de la fibra nerviosa sobre la glándula también se minimice y disminuye la excreción de sudor a la piel.

El tratamiento se realiza en una única sesión de unos 30 minutos de duración. El paciente se incorpora inmediatamente a sus actividades habituales.

LÁSER COMO SOLUCIÓN A LA HIPERHIDROSIA AXILAR

El láser es un método avanzado, rápido y poco agresivo para el tratamiento de la hiperhidrosis axilar. Consiste en la eliminación de las glándulas exocrinas productoras del sudor en la axila mediante el paso subcutáneo de la cánula del lipoláser, con la que se destruyen por calor el exceso de glándulas.

Es una intervención leve que se puede realizar bajo anestesia local en la que por una pequeña incisión se introduce la cánula del lipoláser y se hacen varias pasadas bajo la piel de la axila.

La recuperación es muy rápida y apenas dolorosa, con lo que la introducción a la vida social es casi inmediata, y los resultados son efectivos y duraderos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR