Lifting de brazos y piernas

Lifting de brazos y piernas

Tratamiento contra el descolgamiento de la piel en brazos y piernas

Son múltiples los procesos que pueden producir un descolgamiento importante de la piel: envejecimiento, embarazos, adelgazamientos, etc. , afectando principalmente a las regiones de caras internas de brazos y muslos.

La cirugía estética ofrece soluciones para mejorar el aspecto físico de estos pacientes.

Realizaremos en todos los casos, una estricta valoración de su problema y de su situación, una definición detallada y justificada de todas las distintas opciones terapéuticas existentes, se le explicaran las  indicaciones, procedimiento, ventajas e inconvenientes, riesgos y las complicaciones que puedan surgir .

LIFTING BRAQUIAL O DE BRAZOS

Previa evaluación y completo estudio preoperatorio, la intervención se realiza bajo anestesia local y/o sedación. Se realiza una incisión en la axila y/o en la cara interna del brazo, desde la axila hasta el codo, para eliminar la piel sobrante y a costa de dejar una cicatriz permanente,  pero disimulable.

En determinados casos es necesario realizar una liposucción para eliminar la grasa sobrante.

LIFTING CRURAL O DE MUSLOS

Previa evaluación y completo estudio preoperatorio, la intervención se realiza bajo anestesia local o sedación o general .

Se realiza una incisión que transcurre desde la línea inguinal hasta casi debajo de los glúteos, para poder eliminar la piel sobrante y a costa de dejar una cicatriz permanente,  pero disimulable.

En determinados casos es necesario realizar una liposucción para eliminar la grasa sobrante.

POSTOPERATORIO

Estas intervenciones  suelen  requerir,  por lo general, una estancia hospitalaria de 24 horas. Posteriormente el paciente se traslada a su domicilio, donde deberá llevar reposo relativo, sin realizar esfuerzos físicos. También  es aconsejable llevar una faja elastocompresiva hasta la completa recuperación de la intervención. El período de baja, de media, para poder realizar las actividades habituales suele oscilar entre los 7 y los 15 días.

En la mayoría de los casos los resultados son definitivos, siempre y cuando la persona lleve una dieta equilibrada y realice ejercicio de forma regular o periódica, todo ello encaminado a no tener oscilaciones importantes de peso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR