Noticias

Últimas novedades de Ana Lázaro

Mujer se ha tratado con botox contra la sudoración o hiperhidrosis

Pon fin a la sudoración: tratamientos de estética para la hiperhidrosis

12 junio, 2017

Uno de los problemas que más interfieren en la vida social y en la autoestima de quien lo sufre es la hiperhidrosis. Se denomina así al exceso de sudor en distintas zonas. Las más comunes son las axilas y las palmas de las manos, lo que conlleva múltiples limitaciones en la vida diaria y origina situaciones embarazosas.

Afortunadamente, existe una serie de tratamientos de estética que puede hacer la vida más fácil a las personas que sufren hiperhidrosis. Son tratamientos sencillos y poco invasivos, y lo debe realizar un médico cualificado. Los tratamientos que más éxito tienen son el botox y el láser.

Botox y láser, dos opciones contra la hiperhidrosis

Se trata de métodos poco invasivos, que requieren poco tiempo para obtener resultados efectivos y casi indoloros. Normalmente, se realizan en una sesión en una clinica de estetica, de forma segura y fiable.

Tratamiento de botox

Se ha demostrado que el tratamiento de microinyecciones de botox en la zona con exceso de sudor evita el problema de forma eficaz y rápida. Es el tratamiento más rápido y efectivo para eliminar el problema de hiperhidrosis y así evitar métodos invasivos como la cirugía.

Se puede realizar tanto en axilas como en las palmas de las manos, las zonas más susceptibles de sufrir por exceso de sudoración. El botox para combatir la hiperhidrosis funciona de igual forma que en el tratamiento contra las arrugas faciales. La toxina botulínica en pequeñas dosis bloquea la liberación de acetilcolina, una sustancia que estimula la conexión con los nervios de las glándulas sudoríparas. Al inhibir su liberación, la glándula sudorípara cesa su actividad, evitando el problema.

El tratamiento con botox se realiza generalmente durante una sola sesión de unos 30 minutos de duración, aunque en algunos casos puede que sean necesarias más sesiones.

Consiste en la inserción de microinyecciones de toxina botulínica en la zona que hay que tratar. Es un proceso prácticamente indoloro y tras el que se puede volver a la actividad normal. Si bien se puede realizar en cualquier época del año, ofrece mejores beneficios si se realiza durante la primavera o a principios de verano, ya que solucionará el problema con vistas al verano.

En cuanto a los resultados, estos se hacen evidentes de forma gradual, y aproximadamente a los tres o cuatro días el problema de hiperhidrosis desaparece en más del 90% de los casos. El tratamiento tiene una efectividad de aproximadamente ocho meses.

Tratamiento contra la hiperhidrosis con láser

En el caso de las axilas, también existe la opción de tratar el exceso de sudoración mediante la tecnología láser. Consiste en la aplicación de láser subcutáneo con el fin de destruir el exceso de glándulas responsables de la sudoración axilar por medio del calor del láser.

Se trata de un método sencillo y muy efectivo, que se realiza normalmente en una sesión bajo anestesia local. Únicamente requiere una pequeña incisión para introducir la cánula. Durante la intervención, la cánula recorre la zona bajo la piel, eliminando las glándulas. Tras el tratamiento, la recuperación es rápida y los resultados, duraderos. Es importante elegir centros de estética que ofrezcan tratamientos seguros y fiables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR